Nacho Mantecón

Figura y fondo

Nuestra vida es una constante sucesión de figuras que aparecen y desaparecen.

Vivimos rodeados de estímulos. Interactuamos con nuestro entorno a través de los cinco sentidos. A la vez, nuestro cuerpo –como organismo vivo– emite señales dando a conocer sus necesidades biológicas. Nuestro cerebro elabora interpretaciones de la realidad. Nuestra mente crea pensamientos y razonamientos. Afloran emociones. Reprimimos sentimientos. Parece que lo hacemos todo a la vez, pero en realidad focalizamos la atención en aspectos concretos: un estímulo, una necesidad, un pensamiento o una emoción reclaman prioridad sobre el resto. El árbol se separa del bosque, la figura destaca sobre el fondo. Se crea una forma. Se crea una gestalt.

Nuestra vida es, por tanto, una sucesión de figuras que reclaman protagonismo para, una vez observadas y/o saciadas, confundirse de nuevo en un fondo difuso permitiendo que nuevas figuras emergentes ocupen el primer plano. Algunas de estas figuras, por ejemplo las necesidades biológicas, se atienden sin mayores problemas. Sin embargo, evitamos afrontar otras figuras emergentes de índole emocional o sentimental. La Terapia Gestalt, una corriente humanista-fenomenológica de la Psicología creada por Fritz Perls a mediados del siglo XX, nos ofrece pistas que, aplicadas a nuestra vida cotidiana, nos ayudan a centrar la atención y, al menos, a interrogarnos a nosotros mismos sobre esas figuras que dejamos escapar.

La primera clave es vivir, aquí y ahora, en el momento presente: el ayer ya pasó y el mañana aún no ha llegado. Obviamente, necesitaremos revisar el pasado para aprender de las experiencias que hemos vivido. Del mismo modo, puede ser conveniente tener una planificación de futuro. Pero… ¿cuánta energía perdemos en esos viajes por el tiempo? ¿Qué acontecimientos –cada figura emergente es un fenómeno– nos estamos perdiendo? La segunda clave, una vez conectados con el presente, es tomar conciencia de lo que sucede en nosotros en cada momento. O, dicho de otro modo, permitirnos darnos cuenta de lo que está ocurriendo. ¿Te atreves? Solo tienes que preguntarte ¿cómo te sientes?

Nacho Mantecón

Nacho Mantecón

Escribo a partir de mi formación y experiencia en Coaching, PNL, Eneagrama y Terapia Gestalt. Consulta aquí los servicios que ofrezco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

De lobos y perros

De lobos y perros

Una llamada de atención para mantener equilibrados a los «animales» que llevamos en el interior de cada uno de nosotros.

Otros tiempos

Otros tiempos

Tres aproximaciones sobre el tiempo. ¿Qué calidad das a tus tiempos, tus momentos, tus ritmos, tus instantes…?

Deletreando resiliencia

Deletreando resiliencia

Deletreando «resiliencia» para ver qué cualidades están detrás de este concepto y cómo podemos ser personas (aún más) resilientes.